Saltar al contenido

Mastectomía: la Operación

Qué es una mastectomía y cuál su papel en el tratamiento del cáncer de mama. Tipos, fotos, indicaciones y dibujos de incisiones.


Tiempo de lectura estimado: 19 minutos


¿Qué es una mastectomía?

La mastectomía es una intervención quirúrgica que busca la extirpación total del seno mamario. Se realiza tanto para tratar el cáncer de mama como para prevenirlo en casos de alto riesgo.

Este procedimiento tiene como objetivo la eliminación del tejido mamario y la grasa circundante. Con el tiempo, ha evolucionado hacia técnicas menos agresivas, preservando la piel y los músculos, lo que reduce las secuelas postoperatorias.

Además del tratamiento del cáncer, la mastectomía se utiliza en pacientes con predisposición genética al cáncer de mama, como aquellas portadoras del gen BRCA u otras enfermedades hereditarias.

Es importante distinguir la mastectomía de otros procedimientos como la lumpectomía o tumorectomía, que implican solo la extirpación del tumor, y la cuadrantectomía, que implica la eliminación de un cuadrante completo de la mama.

Cicatriz de mastectomía.
Cicatriz de mastectomía radical modificada. En rosa aparece el surco submamario que se respeta. La flecha verde señala la propia cicatriz. La flecha azul marca la secuela de linfadenectomía y la cicatriz en la línea axilar anterior.

La incisión más común en la mastectomía es de forma elíptica o en S suavemente curvada, abarcando una porción de piel, la areola y el pezón. Esto da como resultado una cicatriz final de aspecto oblicuo. Este tipo de incisión se conoce como incisión de Stewart si es ligeramente más horizontal, o incisión de Orr si es un poco más oblicua.

Cicatriz de mastectomía incisión de Stewart
La imagen muestra el resultado de cicatriz tras una incisión de Stewart. El resultado final es una cicatriz horizontal y un mínimo marcado del surco mamario. Este tipo de incisión es favorable para la reconstrucción mamaria porque respeta el surco mamario.

Tipos de mastectomía

Según la técnica quirúrgica EN LA ACTUALIDAD existen varios tipos de mastectomía que se pueden resumir en básicamente en cuatro:

  • Mastectomía simple: es sinónimo de mastectomía total, e implica la extirpación de toda la glándula mamaria preservando músculo pectoral y ganglios axilares. La mastectomía total está diseñada teniendo en cuenta los factores que influyen en la relación entre el cáncer de mama y la paciente y evita la disección de ganglios axilares. La mastectomía simple se puede reconstruir con prótesis mamarias o con DIEP. Puedes leer más abajo sobre mastectomía simple o total.
  • Mastectomía radical modificada: incluye la extirpación de la mama con la piel que está por encima del tumor y elimina los ganglios de la axila. Es la técnica más habitual cuando hay extensión de la enfermedad a la axila. La reconstrucción puede incluir el uso de prótesis tras mastectomía radical. También se puede reconstruir con DIEP.
  • Mastectomía con preservación de piel: se trata de extirpar la mama incluyendo la areola y pezón y la zona de piel por donde se ha realizado la punción biopsia o si contacta con el tumor, pero preservando la mayor cantidad de piel posible.
  • Mastectomía subcutánea: se utiliza cuando no hay cáncer, es la que se realiza en casos de prevención. Sólo extirpa la glándula, preservando la areola y el pezón. Es una mastectomía con conservación de pezón. Es la llamada mastectomía profiláctica. La mastectomía profiláctica suele ser una mastectomía doble (ambos pechos). Pues ver fotos de pechos después de una mastectomía profiláctica siguiendo el enlace.

Puedes ampliar esta información si quieres conocer la diferencia entre mastectomía radical y mastectomía radical modificada.

Cómo se realiza una mastectomía

Aquí te vamos a mostrar cómo se hace una mastectomía. Sus principios sirven tanto para la mastectomía por cáncer como para la mastectomía preventiva.

Preparación de la paciente

Generalmente, solicitamos a las pacientes que acudan a la cirugía con la axila rasurada. Es imprescindible realizar la intervención bajo anestesia general, por lo que deben presentarse en ayunas. Además, requerimos un preoperatorio completo y es importante que las pacientes lleven consigo ropa para permanecer ingresadas durante al menos uno o dos días.

Es crucial que las pacientes informen si están tomando anticoagulantes orales o si son fumadoras, incluyendo el consumo de cigarrillos electrónicos, ya que estas condiciones pueden complicar la intervención.

La intervención de mastectomía

La intervención se realiza bajo anestesia general. Se pinta a la paciente teniendo en cuenta la localización del tumor, y seleccionando la mejor vía de abordaje que permita la reconstrucción más estética. Puedes comprobar las mejores vías de incisión de la mama siguiendo el enlace.

Instrumental quirúrgico de mastectomía

Durante la intervención de mastectomía, es posible que se requiera el siguiente instrumental quirúrgico:

  • Bisturí del tamaño nº15
  • Aspirador Yankauer
  • Terminal de bisturí corto y largo
  • Separador tipo valva con iluminación y aspiración incorporados
  • Separador de Roux
  • Separador de Sent-Miller
  • Pinzas largas protegidas
  • Pinzas de Adson con dientes
  • Mosquitos y Craile
  • Portaagujas
  • Hilos de sutura de calibres 2/0, 3/0 y 4/0
  • Redones del tamaño nº12

Este instrumental es fundamental para llevar a cabo la mastectomía de manera segura y efectiva.

Extirpación de la glándula mamaria

La intervención se inicia realizando una incisión con un bisturí del tamaño nº15, que se extiende hasta completar toda la incisión en la epidermis y la dermis. Posteriormente, utilizando un bisturí eléctrico en modo corte a una potencia de 35, se procede a incidir hasta localizar la fascia superficialis, que separa la grasa subcutánea del tejido mamario.

Por lo general, encontraremos entre medio centímetro y un centímetro y medio de grosor de grasa debajo de la piel, que no corresponde a la mama, sino a la grasa subcutánea. Es fundamental preservar este tejido, ya que tiene un impacto significativo en el resultado de la reconstrucción mamaria.

Es importante destacar que las mastectomías demasiado agresivas no respetan el tejido subcutáneo, lo que resulta en colgajos de mastectomía excesivamente delgados. Esto puede provocar complicaciones significativas y necrosis en la zona intervenida.

Límites de la mastectomía

Una vez identificada la fascia superficialis, todo lo que se encuentra por debajo de ella es tejido glandular mamario. Es necesario desarrollar este plano de separación, generalmente comenzando en la parte inferior vertical y progresando de manera circunferencial en sentido horario. Se debe tener en cuenta que en la cola de Spence, el tejido alcanza una altura y lateralidad mayores. Sin embargo, es esencial preservar la grasa de la línea axilar anterior, que no forma parte de la mama y cuya eliminación puede dejar una secuela notable difícil de corregir.

Una vez completada la circunferencia de la glándula, desde la parte inferior y utilizando el bisturí eléctrico, se puede iniciar la separación del tejido glandular del músculo pectoral. Idealmente, se intentará preservar la fascia pectoral si es posible.

Cierre de la mastectomía

Una vez completada la extirpación, se marca y orienta la pieza de resección para que el anatomopatólogo pueda determinar con precisión la localización de las lesiones.

Usualmente, se coloca un redón aspirativo del tamaño nº12 debajo de los colgajos de mastectomía, con el tubo saliendo a través de una incisión en la axila.

El cierre de la herida se realiza en capas, comenzando por la sutura del tejido subcutáneo con hilo reabsorbible de calibre 3/0, seguido por la dermis con hilo reabsorbible de calibre 4/0 y finalmente la piel con una sutura intradérmica de monofilamento de calibre 4/0.

Puedes completar la información en los siguientes enlaces:

Cómo curar una mastectomía y cuidados de enfermería

Al concluir la cirugía, aplicamos tiras adhesivas sobre la incisión, como las Steri-Strip, y sobre ellas colocamos gasas y compresas, seguidas de un vendaje de algodón suave.

En los días posteriores, se puede sustituir el vendaje por un sujetador.

Para el cuidado de la incisión de mastectomía, basta con cambiar los apósitos adhesivos y utilizar un sujetador.

Es importante que el personal de enfermería supervise los redones hasta que la salida de suero sea inferior a 40 ml al día. Además, deben vigilar la herida y los puntos de sutura, así como la aparición de ampollas o necrosis, y evaluar la tolerancia al dolor de la paciente, administrando analgesia según sea necesario.

Cómo dormir con mastectomía

Las pacientes pueden optar por dormir boca arriba o también del lado no operado después de una mastectomía. Durante los primeros días, es común experimentar molestias, por lo que es importante tomar la analgesia adecuada según lo prescrito.

A medida que la cicatrización avanza y dependiendo de las molestias que experimente, es posible que la paciente pueda ir girando y durmiendo boca abajo gradualmente. Es fundamental seguir las recomendaciones médicas y ajustar la posición para garantizar la comodidad y facilitar el proceso de recuperación.

Cómo se rehabilita una mastectomía

La rehabilitación después de una mastectomía debe seguir una pauta controlada por la propia paciente, adaptada según las molestias que experimente. El objetivo principal es controlar el dolor y mejorar el rango de movimiento del hombro, ya que el músculo pectoral puede estar en proceso de cicatrización y la axila puede haber sido intervenida, en ocasiones, durante la cirugía del ganglio centinela o la linfadenectomía.

Después de retirar los redones aspirativos, se pueden iniciar masajes suaves y superficiales en los días siguientes sobre la piel de la axila y la zona pectoral. Estos masajes deben ser delicados y superficiales para facilitar el drenaje linfático. En esta fase, no se debe forzar la separación del hombro (abducción), pero tampoco es necesario mantener el brazo pegado al cuerpo de manera rígida.

Después de una semana a diez días, se puede comenzar con masajes más profundos, tanto en el pectoral como en la axila, con la intención de activar el músculo pectoral, mejorar el tono muscular y promover la circulación. En este punto, también se pueden iniciar ejercicios suaves de separación del brazo (abducción) hasta alcanzar la horizontal.

Pasadas dos semanas, se pueden introducir ejercicios más intensos, incrementando la separación del brazo y llevándolo más allá de la horizontal e incluso hacia arriba en posición vertical. Se recomienda realizar un breve calentamiento con masaje antes de comenzar estos estiramientos del hombro. Es importante seguir las indicaciones del médico o fisioterapeuta y avanzar en la rehabilitación de manera gradual, prestando atención a las sensaciones y molestias que pueda experimentar la paciente.

Cómo superar una mastectomía

La mastectomía es un procedimiento altamente traumático para las mujeres. Suele acompañarse de una fase de duelo, durante la cual las pacientes se sienten reconfortadas al estar acompañadas por su familia cercana y seres queridos.

En ocasiones, puede ser necesario contar con apoyo psicológico para ayudar a sobrellevar este difícil momento.

Generalmente, recomendamos realizar la reconstrucción mamaria tan pronto como sea posible. Las técnicas de reconstrucción son cada vez más avanzadas y realistas, lo que ayuda significativamente a superar el impacto emocional de la mastectomía. La reconstrucción del pezón suele ser el toque final que permite resolver las secuelas dejadas por la mastectomía, contribuyendo así a la recuperación emocional de la paciente.

Es fundamental tener en cuenta que la mastectomía puede tener un impacto significativo en la sexualidad de la mujer, especialmente durante los primeros meses. Sin embargo, varios estudios han demostrado que la sexualidad tiende a recuperarse con el tiempo, y que esta recuperación puede ser aún más notable cuando se ha realizado una reconstrucción mamaria.

Cómo disimular una mastectomía

La mejor manera de disimular una mastectomía es corrigiendo el defecto mediante una reconstrucción completa de la mama, incluyendo la reconstrucción de la areola y el pezón. Los tatuajes, aunque pueden ser útiles para mejorar la apariencia estética, no corrigen el volumen de la mama, por lo que suelen ser insuficientes para disimular completamente la mastectomía.

Es importante tener en cuenta que la zona mamaria cicatriza con un tono más claro, lo que puede hacer que las cicatrices sean menos visibles con el tiempo. Con el paso de los meses, las incisiones de la mastectomía suelen mejorar considerablemente en apariencia.

Qué esperar de una mastectomía

La mastectomía es la principal intervención para tratar y prevenir el cáncer de mama. Aunque puede dejar secuelas importantes, esta cirugía es crucial para mejorar la supervivencia de las pacientes. Afortunadamente, las secuelas de la mastectomía pueden reducirse o incluso evitarse mediante técnicas de reconstrucción mamaria.

Reconstrucción de mama derecha con colgajo DIEP
Corrección de secuelas de mastectomía mediante reconstrucción diferida.

Mastectomía con ganglio centinela

La mastectomía es una operación que implica la extirpación de la glándula mamaria debido al cáncer, acompañada de un estudio de los ganglios de la axila mediante una biopsia guiada por un radiotrazador. Por lo general, se realiza una ecografía de la axila para detectar lesiones sospechosas, y si se identifican, se lleva a cabo una PAAF (Punción Aspiración con Aguja Fina) para biopsiarlas.

En algunos casos, especialmente cuando el cáncer presenta ciertas características biológicas o se sospecha de una extensión significativa, es necesario determinar su grado de propagación. Para ello, se inyecta un trazador en la mama que viaja hacia los ganglios linfáticos. El primer ganglio linfático que recibe este trazador se conoce como ganglio centinela, y biopsiarlo nos permite determinar si ha sido afectado por células malignas provenientes del tumor. Esta técnica nos proporciona información crucial sobre la presencia de metástasis en los ganglios axilares.

Es importante destacar que la técnica del ganglio centinela se realiza con el propósito de estadificar la enfermedad, es decir, para comprender mejor cómo está evolucionando el cáncer de mama y determinar si ha hecho metástasis en otras partes del cuerpo. No tiene una indicación directa para el tratamiento, sino que proporciona información crucial para la planificación del manejo médico adecuado.

Incisiones mastectomía con conservación de piel en cáncer de mama

Durante una mastectomía, es crucial conservar los colgajos cutáneos realizando la disección a nivel de la grasa subcutánea para preservar la irrigación de la piel.

El colgajo cutáneo debe tener un grosor de entre 6 y 8 mm. El plano óptimo para la disección es el de los ligamentos de Cooper. Sin embargo, al realizar la disección a nivel subdérmico, se incrementa considerablemente el riesgo de necrosis de la piel. La tasa de ocurrencia de necrosis cutánea ronda el 18-20%.

El plano subdérmico puede presentar un mayor sangrado, por lo que es aconsejable cambiar a un plano más profundo si no se encuentra el lugar adecuado de disección. Es fundamental tener en cuenta estos factores durante la cirugía para minimizar las complicaciones y garantizar una recuperación óptima para la paciente.

Si la zona de biopsia se encuentra a más de 4 cm de distancia de la areola, es necesario eliminar esa área de piel mediante una incisión independiente.

Durante la disección, se debe llegar hasta la zona de la clavícula, el surco deltopectoral y el borde lateral del esternón. Sin embargo, es importante no descender más allá del surco submamario.

Cuando la disección respeta los límites naturales de la mama y los colgajos cutáneos se conservan con calidad, sin complicaciones como zonas necróticas, es posible llevar a cabo una reconstrucción mamaria inmediata con excelentes resultados estéticos.

Mastectomía total (= mastectomía simple)

Los términos mastectomía total y mastectomía simple son sinónimos. A diferencia de la mastectomía radical modificada, en la mastectomía simple se preservan los ganglios de la axila.

Este enfoque de mastectomía se basa en la comprensión de que la biología del cáncer de mama es muy compleja y depende más de las interacciones moleculares entre el cáncer y la paciente que de elementos puramente anatómicos. No todos los casos de cáncer de mama requieren una mastectomía agresiva. Esta observación se sustenta en que, para ciertos casos de afectación axilar particular, no hay diferencias significativas en la supervivencia de las pacientes, incluso al preservar los ganglios linfáticos en la axila.

Es cierto que el abordaje del cáncer de mama es complejo, ya que involucra la consideración de diversos factores pronósticos y el estadio de la enfermedad, así como el impacto de la radioterapia en el tratamiento. En el futuro, parece que el cáncer de mama en estadios más precoces podría ser tratado con técnicas menos agresivas que la mastectomía simple, adaptando el enfoque terapéutico según la afectación axilar y otros factores específicos de cada paciente. Este avance potencial refleja los continuos progresos en la comprensión de la enfermedad y en el desarrollo de opciones de tratamiento más personalizadas y menos invasivas.

Mastectomía total vs. mastectomía radical: La mastectomía total consiste en extirpar la glándula mamaria completa incluyendo areola y pezón. La mastectomía radical además añade la extirpación del músculo pectoral mayor y todos los ganglios axilares. La mastectomía radical modificada incluye la glándula y los ganglios axilares superficiales.

Mastectomía ideal para una reconstrucción de seno

Para el cirujano plástico, la mastectomía ideal es aquella que preserva la mayor cantidad de tejido posible, manteniendo el músculo pectoral y conservando toda la piel que no sea esencial para eliminar la enfermedad. Esta estrategia permite evitar alteraciones en los movimientos del hombro y la caja torácica, lo que contribuye a una mejor calidad de vida postoperatoria para la paciente.

La extirpación excesiva de piel no ha demostrado aumentar la supervivencia de las pacientes sometidas a mastectomía por cáncer de mama. Sin embargo, incluso una diferencia mínima de tan solo dos centímetros en la extirpación de piel puede provocar un cierre de herida con una tensión significativa. Es importante destacar que los expansores mamarios rara vez logran expandir un tejido para permitir un cierre sin tensión. Variaciones en la extirpación de 4 o 6 centímetros pueden modificar la indicación de reconstrucción mamaria y determinar la necesidad de colgajos de reconstrucción.

Las incisiones más favorables para la reconstrucción son aquellas que se ubican lo más bajo y lateralmente posible. Una incisión demasiado alta puede resultar difícil de disimular con cualquier técnica de reconstrucción y puede obstaculizar la obtención de un tejido blando y elástico debajo de ella, lo que compromete el resultado estético final.

¿Es posible que en el futuro se dejen de hacer mastectomías?

En el futuro más cercano y hasta el medio plazo, la mastectomía seguirá siendo un procedimiento relevante en ciertas condiciones oncológicas y no oncológicas donde otras terapias médicas o cirugías menos invasivas no son suficientes para abordar el problema. Entre las indicaciones para la mastectomía se incluyen:

  1. Cáncer de mama familiar: En casos de antecedentes familiares de cáncer de mama, donde la mastectomía profiláctica puede ser recomendada para reducir el riesgo de desarrollo de la enfermedad.
  2. Carcinoma in situ, mínimo y multifocal: En presencia de células cancerosas que se encuentran limitadas a la capa más superficial de la mama o en casos donde el cáncer se presenta en múltiples focos dentro del tejido mamario.
  3. Carcinoma de mama central que requiere el sacrificio del complejo areola pezón: Cuando el cáncer afecta la zona central de la mama, incluyendo el complejo areola-pezón, y la extirpación de esta área es necesaria para el tratamiento adecuado.
  4. Cáncer de gran tamaño que no se puede extirpar con tumorectomía: En situaciones donde el tamaño del tumor es considerable y no permite una resección conservadora, siendo necesaria la mastectomía para eliminar completamente el tejido afectado.
  5. Cáncer de mama recurrente tras tumorectomía y radioterapia: En casos donde el cáncer ha reaparecido después de haber sido tratado con cirugía conservadora y radioterapia, la mastectomía puede ser necesaria para controlar la enfermedad.
  6. Pacientes que no pueden recibir radioterapia: En algunas circunstancias, pacientes que no son candidatos para recibir radioterapia debido a ciertas condiciones médicas pueden beneficiarse más de una mastectomía como tratamiento primario para el cáncer de mama.

Mastectomía vs. lumpectomía

La lumpectomía, también conocida como tumorectomía, consiste en la extirpación selectiva del tumor o cáncer mamario, preservando la mayor parte del tejido mamario sano circundante. Este procedimiento se reserva típicamente para tumores pequeños y bien delimitados. Aunque la lumpectomía generalmente produce menos secuelas para la paciente en comparación con la mastectomía, existe un mayor riesgo de que los bordes del tumor estén afectados, lo que podría requerir una intervención adicional.

La tumorectomía o lumpectomía ha demostrado ser una opción segura desde el punto de vista oncológico, con tasas de supervivencia comparables a las de la mastectomía cuando se combina con radioterapia. Por lo tanto, la lumpectomía rara vez se realiza sin acompañarla de radioterapia para maximizar la eficacia del tratamiento.

Cuando la lumpectomía implica la extirpación de aproximadamente el 25% del tejido mamario, se conoce como cuadrantectomía. Tanto la lumpectomía como la cuadrantectomía pueden ser reconstruidas con excelentes resultados utilizando técnicas de oncoplastia, que buscan restaurar la forma y la apariencia natural de la mama después de la cirugía utilizando los propios tejido d ela mama para remodelarla.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el aspecto de una mastectomía? Foto de mastectomía

El pecho aparece plano y sin areola ni pezón.
Cicatriz de mastectomía.

¿Cómo es la incisión de Stewart?

Es una incisión en huso sobre la areola y pezón.
Incisión de Stewart

Mastectomía, ¿cuándo se realiza?

Habitualmente en tumores grandes (>5cm) o que cumplen determinados criterios. También para prevenir cáncer de mama.

¿Qué es una mastectomía parcial?

Se refiere a extirpaciones grandes de la mama sin ser una mastectomía completa, como por ejemplo cuadrantectomía.

¿Qué significa mastectomía?

Significa extirpar la glándula mamaria.

¿Qué es mastectomía bilateral?

Es la extirpación quirúrgica de ambas mamas.

¿Qué es la mastectomía radical?

Es la extirpación de la glándula mamaria incluyendo la areola y pezón y el músculo pectoral admeás de todos los ganglios axilares.

¿Quién hace la mastectomía?

Habitualmente la realizan ginecólogos o cirujanos generales, y también algunos cirujanos plásticos.

Mastectomía de Madden

Es menos agresiva que la mastectomía radical de Halsted, preserva los músculo y sólo elimina los ganglios más superficiales. También se llama mastectomía radical modificada de Madden y Patey.

¿Por qué se hace una mastectomía?

Porque hay un cáncer o se quiere prevenirlo.

¿Cuándo se hace mastectomía sin reconstrucción?

Muy pocas veces. Se debe a indicaciones por complejidad d ela situación o de la paciente.

¿Cuándo se hace mastectomía sin quimioterapia?

En algunos casos dependiendo del tipo de tumor.

¿Cuándo se hace mastectomía sin quitar el pezón?

Cuando es una mastectomía preventiva (profiláctica)

¿Qué es la mastectomía para prevenir cáncer?

Es la mastectomía profiláctica y consiste en extirpar la glándula mamaria sin quitar el pezón.

¿Sepuede tomar la presión arterial en el brazo de la mastectomía?

Sí se puede tomar, y no va a producir linfedema.

¿Qué precio tiene una mastectomía bilateral?

El precio aproximado es de 8500€.