Saltar al contenido

Complicaciones de los Implantes en Reconstrucción de Mama

En esta entrada vamos a explicar las posibles complicaciones que pueden sufrir las pacientes que se realizan reconstrucción mamaria con implantes después de una mastectomía. Los conceptos que explicamos debajo con aplicables a las prótesis mamaria y a los expansores mamarios.

Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

Cuándo se complican los implantes mamarios

La reconstrucción mamaria con implantes es un procedimiento que puede tener complicaciones en diferentes etapas, ya sea de manera inmediata, meses después de la colocación del implante o incluso años más tarde. Entender estos momentos y las posibles complicaciones asociadas es crucial para los pacientes y los profesionales médicos involucrados en el proceso.

Complicaciones Inmediatas:

Justo después de la colocación del implante, se pueden presentar complicaciones tempranas. Estas pueden incluir:

  1. Hematoma y Hemorragia: La acumulación de sangre alrededor del implante puede ocurrir, causando hinchazón, dolor y, en casos graves, la necesidad de drenaje.
  2. Infección: Aunque los procedimientos quirúrgicos se realizan en entornos estériles, la infección puede ocurrir. Los signos incluyen enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en el área afectada.
  3. Problemas con la Cicatrización: Problemas como la mala cicatrización de la incisión pueden surgir, aumentando el riesgo de infección.
  4. Rechazo del Implante: Aunque raro, el cuerpo puede rechazar el implante, resultando en complicaciones y la necesidad de intervenciones adicionales.

Complicaciones Intermedias:

Meses después de la colocación del implante, algunas complicaciones pueden surgir:

  1. Contractura Capsular: Este es un problema común en el que se forma tejido cicatricial alrededor del implante, comprimiéndolo y provocando una sensación de endurecimiento y deformación. En algunos casos, puede ser necesario realizar una capsulectomía para resolver este problema.
  2. Desplazamiento o Rotación del Implante: Los implantes pueden moverse o rotar, afectando la apariencia y la posición de la mama reconstruida.
  3. Asimetría: Pueden surgir problemas de asimetría entre las mamas reconstruidas y la mama natural, lo que puede requerir ajustes para lograr un resultado más equilibrado.
  4. Cambios en la Sensación Mamaria: Alteraciones en la sensibilidad, como la hipersensibilidad o la falta de sensibilidad, pueden ocurrir durante los meses posteriores a la cirugía.

Complicaciones Tardías:

Años después de la colocación del implante, las complicaciones pueden incluir:

  1. Ruptura o Fuga del Implante: Con el tiempo, los implantes pueden deteriorarse y desarrollar fugas. Es más común en implantes más antiguos.
  2. Cambios en la Forma o Posición del Implante: Los implantes pueden experimentar cambios en su forma o posición con el tiempo, lo que puede afectar la apariencia de la reconstrucción mamaria.
  3. Necesidad de Reemplazo o Retirada: A medida que los implantes envejecen, pueden surgir problemas que requieran su reemplazo o incluso su retirada.
  4. Complicaciones Relacionadas con el Envejecimiento: A medida que la paciente envejece, la piel y los tejidos circundantes también cambian, lo que puede afectar la apariencia de la reconstrucción mamaria.

Es esencial señalar que la contractura capsular es una complicación que puede surgir en cualquier momento después de la colocación del implante. Este fenómeno se caracteriza por la formación de tejido cicatricial alrededor del implante, lo que puede causar endurecimiento y deformación. La contractura capsular puede tratarse mediante una variedad de enfoques, desde medicamentos hasta cirugía, dependiendo de la gravedad del caso.

En resumen, la reconstrucción mamaria con implantes puede enfrentar complicaciones en diferentes momentos, y el monitoreo continuo y la atención médica son cruciales para abordar cualquier problema que pueda surgir. Los pacientes deben comunicarse con sus cirujanos plásticos ante cualquier cambio o preocupación para garantizar una atención adecuada y mantener resultados óptimos a lo largo del tiempo.

Complicaciones tempranas de los implantes

Justo tras el momento de la intervención pueden ocurrir problemas con los implantes. La mayor parte de las veces no ocurren por un problema en sí del implante, sino por causas relacionadas con el paciente y la propia intervención.

En nuestra opinión las complicaciones más frecuentes de forma temprana son la infección y el hematoma. Ambas complicaciones son bastante graves y pueden comprometer la reconstrucción. Acompañando a ambas puede ocurrir también la dehiscencia de la herida, esto significa, la apertura de la herida por fracaso en la sutura.

Hematoma

Es importante destacar que un hematoma es una acumulación significativa de sangre alrededor del implante mamario. Puede ocurrir en pacientes con hipertensión arterial no controlada, incluidos aquellos que no estén al tanto de su condición, así como en aquellos que toman anticoagulantes por otras afecciones, como la fibrilación auricular.

En nuestra experiencia, hemos observado hematomas principalmente en pacientes con anticoagulación oral. En un estudio realizado en el Hospital La Paz, analizamos 7 casos y 21 controles, y encontramos un éxito del 71% en las pacientes bajo anticoagulantes, en comparación con un 95% en aquellas que no los tomaban. Casi la mitad de las pacientes que tomaban anticoagulantes requirieron reintervención por hematoma, y alrededor del 30% perdieron la reconstrucción, llegando incluso a abandonar la intención de reconstruirlas. Además, estas pacientes necesitaron más transfusiones y tiempos de hospitalización más prolongados.

Por lo tanto, el hematoma es una complicación grave que puede impedir la reconstrucción mamaria, especialmente en pacientes bajo anticoagulantes. Requiere intervención quirúrgica, especialmente si la mama está bajo tensión. El diagnóstico se puede confirmar mediante ecografía, y en algunos casos, los hematomas a tensión pueden ser drenados por un radiólogo mediante técnicas invasivas. Sin embargo, es importante estar atentos a la posibilidad de una caída de la presión arterial en la paciente, lo que podría requerir una nueva intervención quirúrgica.

Los hematomas tardíos, que ocurren en casa unos días después del alta, rara vez comprometen la viabilidad del implante. Por lo general, son el resultado de movimientos bruscos o esfuerzos por parte de la paciente. Estos hematomas pueden ser observados en consulta sin necesidad de intervención, siempre que no haya signos de infección. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos hematomas pueden contribuir a la contractura capsular a largo plazo.

Reconstrucción mamaria en pacientes anticoaguladas
Reconstrucción mamaria en pacientes anticoaguladas. Las pacientes anticoaguladas presentaron más sangrado, mayor reintervención y mayor pérdida de la reconstrucción que las pacientes que no recibían anticoagulación.

Infección de implantes mamarios

El desarrollo de una infección después de la implantación de una prótesis mamaria es un proceso que generalmente se manifiesta de manera gradual antes de hacerse evidente. Por lo general, comienza con la aparición de dolor, inflamación y enrojecimiento de la piel (eritema) en los días posteriores a la intervención.

Esta situación suele progresar hacia el fallo de los puntos de sutura, lo que puede resultar en la apertura parcial de la herida. Además, la piel puede mostrar un aspecto brillante y la paciente puede experimentar una persistencia de las molestias.

La presencia de celulitis, caracterizada por enrojecimiento de la piel, es una señal para iniciar inmediatamente un tratamiento con antibióticos por vía intravenosa. Sin embargo, el salvamento de los implantes únicamente con antibióticos es poco frecuente en esta situación. Por lo general, se requiere una intervención quirúrgica para extraer el implante, realizar un lavado interno de la herida y proceder al cierre adecuado. Posteriormente, puede ser necesario plantear una nueva reconstrucción mamaria, generalmente después de un periodo de al menos tres meses.

Las complicaciones por infección son más comunes en pacientes que fuman y en aquellas que han recibido radioterapia. Además, el riesgo se incrementa en pacientes que han recibido radioterapia y continúan fumando activamente, especialmente cuando se someten a cirugías de recambio protésico debido a problemas con el implante original.

Necrosis de la piel de mastectomía

La necrosis de tejidos es una complicación que puede surgir como resultado de la técnica de mastectomía, y no está específicamente relacionada con el implante en sí. En este caso, se produce la muerte de la piel que recubre el implante. Este fenómeno ocurre con mayor frecuencia en pacientes fumadoras y cuando la técnica de mastectomía implica la eliminación excesiva de tejido, dejando la piel demasiado delgada.

Cuando se produce la necrosis de la piel que cubre el implante, existe un alto riesgo de que el implante se infecte. En estos casos, no queda más remedio que retirar el implante de manera irremediable. Posteriormente, es necesario esperar a que la zona afectada cicatrice adecuadamente antes de considerar retomar el proceso de reconstrucción mamaria, lo que normalmente implica esperar varios meses.

Es importante destacar que esta complicación puede evitarse en gran medida seleccionando cuidadosamente la técnica quirúrgica adecuada y tomando precauciones, especialmente en pacientes con factores de riesgo conocidos, como el tabaquismo.

Necrosis de piel
Ampollas y necrosis de la piel.

Complicaciones meses después de la reconstrucción

Las complicaciones más frecuentes se deben a alteraciones en la forma en la que ha cicatrizado la reconstrucción, y suelen referirse a la contractura capsular y los retoques estéticos.

Contractura capsular

Se debe a un exceso de cicatrización de los tejidos alrededor del implante. Este fenómeno produce la deformación del implante, que se pone duro y asciende, modificando el resultado de la reconstrucción. Además la contractura puede acompañarse de importantes molestias y dolor.

Hemos escrito mucho sobre contractura capsular de los implantes de mama y otras complicaciones de los implantes mamarios en el enlace y recomendamos encarecidamente su lectura.

Retoques estéticos

Las asimetrías naturales entre ambas mamas y las irregularidades que pueden ocurrir como resultado de una mastectomía se acentúan de forma importante tras la colocación de un implante mamario.

Trascurridos unos meses según termina la cicatrización, esas diferencias e irregularidades se hacen más notables, y en ocasiones requieren intervención quirúrgica para mejorarlo. En ése momento son típicas las inyecciones de grasa purificada, las plastias, revisiones de cicatrices, trasposición de tejidos, la realización de colgajos o incluso la sustitución de un implante mamario por un colgajo de tejido autólogo.

Sustitución de implante de mama por colgajo DIEP.

Paciente 8. Sustitución de implante por colgajo DIEP.

Complicaciones tardías de los implantes

Las complicaciones tardías, o sea años después de la cirugía suelen deberse sobre todo a la rotura del implante mamario. Sin embargo en los últimos años se ha descrito la aparición de un tumor, sobre todo asociado a un determinado tipo de implantes. Lo explicamos debajo.

Rotura de implante mamario

La rotura de los implantes mamarios es un fenómeno esperable debido a que el cuerpo no puede regenerar el implante. Este está fabricado con materiales como plástico y silicona, que con el paso del tiempo tienden a deteriorarse. Por lo tanto, a medida que transcurren los años, aumenta el riesgo de rotura del implante.

Diagnosticar la rotura del implante mamario no es posible mediante una simple inspección visual o exploración física. Es necesario recurrir a pruebas complementarias para confirmar su presencia.

Para detectar la rotura de un implante, se requiere una ecografía mamaria, y en casos más inciertos, una resonancia magnética puede proporcionar una evaluación más precisa.

Como recomendación, se sugiere realizar ecografías para controlar la integridad del implante a los tres y cinco años después de la cirugía, seguidas de controles anuales. Este seguimiento regular permite detectar cualquier signo de deterioro o rotura del implante de manera oportuna.

Hemos escrito mucho sobre rotura de implantes mamarios y lo puedes consultar siguiendo el enlace.

Linfoma anaplásico de células gigantes

El linfoma anaplásico de células gigantes, también conocido como BIA-ALCL, es un tipo de tumor que afecta a las células sanguíneas de defensa y se caracteriza por una proliferación de células con marcadores CD30+ALK-. Este tipo de tumor fue descrito por primera vez en los años ’90 y, desde entonces, se ha ido comprendiendo mejor esta enfermedad. A medida que aumenta la conciencia sobre este problema, la frecuencia de diagnósticos ha aumentado significativamente.

Inicialmente, se pensaba que la frecuencia de BIA-ALCL era de alrededor de 1 paciente por cada 500,000 intervenidos. Sin embargo, estudios más recientes han revelado tasas más altas, como 1:6920 en Holanda y 1:2832 en Nueva Zelanda.

Este tipo de tumor se ha asociado principalmente con implantes macro-texturados, especialmente de la marca Allergan. Sin embargo, casos de BIA-ALCL también se han reportado en otros tipos de implantes y en varias marcas.

Recientemente, se ha publicado un estudio que sugiere que la frecuencia de BIA-ALCL podría ser aún mayor, alcanzando tasas de 1 paciente por cada 355. Este dato es preocupante ya que complica el tratamiento de pacientes con cáncer de mama que desarrollan este segundo tumor. Por esta razón, muchos cirujanos siguen considerando que la reconstrucción mamaria con tejidos propios es la mejor opción para evitar este riesgo.

Os dejamos debajo un análisis sonbre el reciente artículo publicado sobre linfoma anaplásico en pacientes de reconstrucción de mama. Como nota, tened en cuenta que los datos que presentamos debajo no son extrapolables a las pacientes de mama de aumento de pecho por motivo estético.

Riesgo de Linfoma Anaplásico en Reconstrucción de Mama
Infogram

Referencias bibliográficas

Cordeiro et al: Risk of breast implant associated anaplastic large cell lymphoma (BIA-ALCL) in a cohort of 3546 women prospectively followed long term after reconstruction with textured breast implants. https://doi.org/10.1016/j.bjps.2019.11.064

Yan-Wu M, Landin L. Seguridad y efectividad de la reconstrucción mamaria en pacientes anticoaguladas. Revista Española de Senolgía. Aceptado para publicación.